Tránsitos Planetarios (Introducción)


A lo largo de los próximos dias iremos desarrollando una serie de articulos dedicados a los tránsitos de los Planetas denominados Transpersonales. Es decir, trataremos de ver qué efectos tendrán el paso de estos planetas por los signos a lo largo de los próximos años. Estos Planetas, Urano, Neptuno y Plutón se relacionan con el colectivo. Sus influencias van más allá de lo meramente individual y describen experiencias que afectarán a toda la humanidad. Son ciclos largos y plenamente transformadores, con el objetivo de hacernos evolucionar. Es importante intentar sintonizar con ellos a nivel individual, ya que así podremos aportar nuestro granito de arena en esa evolución colectiva que nos ha de llevar a la nueva era de Acuario. Cada uno de nosotros sentirá sus influencias de una manera diferente, desde un sector de la vida concreto. Pero serán influencias que nos acercarán a los demás y nos harán vivir experiencias colectivas, haciendo que, poco a poco, abandonemos esa conciéncia de ser individual, para ir construyendo esa conciéncia planetaria.

Es necesario romper con lo viejo, lo caduco, lo que ya no funciona para dejar sitio a lo nuevo. El problema radica en que, normalmente, nos cuesta abandonar aquello que hasta ahora nos proporciona seguridad. Es necesario enfrentarse a diferentes crisis (ya sea a nivel individual o colctivas) para que tomemos conciéncia de la necesidad del cambio. Y ese es el cometido de los Planetas Transpersonales: enfrentarnos y sacar a la luz todo aquello que no funciona para que tomemos conciencia de los problemas y busquemos nuevas soluciones. Es un paso más en la evolución del ser humano que necesita ser sacudido bruscamente de vez en cuando para poder caer arrodillado ante sus miserias y renacer de nuevo ante un nuevo ciclo. Nadie sabe como será esa nueva etapa…pero seguro que nada será igual que hasta ahora y en nuestras manos está que sea una etapa de crecimiento y elevación espiritual. Sólo hemos de estar atentos a las señales y actuar en armonia con el Universo.

Estamos ante un final de etapa antes de un nuevo ciclo evolutivo que hemos de construir entre todos. Y son los planetas transpersonales, aquellos que se descubrieron más tarde, los que están actuando con más fuerza. Ellos representan a las fuerzas de los colectivo, cada uno con su visión y forma de actuar. Los grandes ciclos o Eras están marcados por las cualidades de los signos, pero los planetas con sus tránsitos activan esas cualidades y el desarrollo del potencial contenido en esos signos. Son los catalizadores de los cambios que requiere la humanidad para prepararse y poder iniciar un nuevo nivel evolutivo.

No estamos ante nada nuevo y quizás el camino ya está marcado desde hace siglos; lo que ocurre es que no hemos sabido verlo o nos empeñamos en dar tantas vueltas que al final perdemos el hilo de lo verdaderamente importante que no es otra cosa que la evolución hacia mundos espirituales más avanzados de la humanidad como COLECTIVO.Tenemos todos los ingredientes. ahora hay que saber combinarlos para lograr ese salto evolutivo necesario para entrar en la Nueva era y avanzar espiritualmente. Y como dice un viejo proverbio japonés: “saber y no actuar, es no saber nada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *