Mercurio Retrógrado en 2012

Durante el 2012 los tránsitos de Mercurio retrógrado se dan en los signos de fuego : el primero en Aries (marzo/abril), el segundo en Leo (julio/agosto)y el tercero en Sagitario (noviembre/diciembre). Los ajustes que se dan durante el movimiento retrógrado de Mercurio suelen tener un tema o un patrón para todo del año. Durante el 2012 el tema apunta a una revisión progresiva de nuestras metas y de nuestra verdaderas aspiraciones, que nos impulsarán a tomar nuevas decisiones para nuestra vida. En este sentido, el cambio que soñamos a gran escala, necesita de estos ciclos de introspección y revisión para asegurarnos que integramos sueños con realidad, acción con pragmatismo. Estos ajustes son fundamentales ya que nos permiten poner en marcha grandes cambios, inspirados por la audacia y la innovación de los signos de fuego. Así, su Tránsito en retrogradación por signos de Fuego, nos llevará a revisar nuestros proyectos, nuestros objetivos vitales, con el propósito de ver si van en la linea de nuestro programa humano, ayudándonos a reflexionar y a hacer los ajustes necesarios. Nuestra Voluntad estará limitada, pero nos permitirá no tomar decisiones precipitadas, al darnos la oportunidad de meditar sobre aquellas cosas que queremos poner en marcha.

El primer Tránsito en retrogradación de Mercurio tiene lugar en el signo de Aries (Marzo-Abril). Aries es el primer signo de la trilogía de fuego, es el Yod de ese elemento, y cuando el Sol transita por este signo, es el momento de plantar las semillas y de recibir el impulso hacia la realización de nuevos proyectos. Mercurio retrógrado nos permitirá revisar esos proyectos-semilla antes de ponerlos en marcha para ver si se adecuan a nuestro programa humano, tanto a nivel individual como colectivo. Toda semilla plantada que no vaya en la dirección de una mayor evolución espiritual, no arraigará y no dará los frutos deseados. Mercurio es el mensajero de nuestra conciencia visionaria y nos pide que nuestro camino, nuestros proyectos y nuestras decisiones sean coherentes con nuestras aspiraciones y nuestras metas más elevadas.Además, Mercurio retrógrado formará una conjunción con Urano. La conjunción es el momento Yod, en el que dos fuerzas planetarias fecundan un determinado punto zodiacal, y donde seremos llamados a colaborar espiritualmente en la tarea de llevar a madurez aquella semilla. Urano simboliza la ruptura con la tradición y el desarrollo de algo nuevo. Es un planeta que va sincrónicamente asociado con ideales de verdad, justicia, libertad, fraternidad e igualdad, así como en cualquier tendencia progresista colectiva que se enfrente con lo establecido. El Tránsito de Urano por Aries nos invita a efectuar un cambio de Orden, rompiendo las reglas establecidas, con el objetivo de crear un mundo nuevo basado en los valores que simboliza este planeta: libertad, igualdad y fraternidad. Mercurio retrógrado nos da la oportunidad de revisar los nuevos proyectos para que se adecuen a esos ideales y nos permitan así, una mayor evolución espiritual.

El segundo Tránsito en retrogradación de Mercurio tiene lugar en el signo de Leo (Julio-Agosto). Leo es el segundo signo del elemento Fuego, es el He de ese elemento y representa la fase de interiorización del mundo de la espiritualidad. Si Aries es la puerta de entrada de las energías cósmicas en el hombre, cuando el Sol transita el signo de Leo tenemos la oportunidad de interiorizar esas energías y saturarnos internamente de ellas. Durante este segundo Tránsito retrógrado, Mercurio nos da la oportunidad de revisar y reflexionar para intentar comprender los mecanismos y las leyes que rigen nuestro universo. De esta manera, seremos capaces de respetar esas leyes que nacen de la comprensión interna de ese mensaje espiritual que se plantó en Aries. Durante el Tránsito del Sol por este signo, será el momento de organizar la sociedad siguiendo esas leyes, esa semilla que plantamos en Aries, orientada hacia un futuro más justo socialmente y con plena libertad (Urano). Mercurio retrogrado nos permitirá revisar esas leyes y comprobar si esa semilla que plantamos en Aries, se está abonando correctamente para que dé sus frutos. Además, formará un Trigono de Ida con Urano. Con el trígono de ida tenemos la oportunidad de derramar sobre el mundo nuestro amor, y esparcirlo generosamente sobre los seres y las cosas que el mundo pone a nuestro alcance.

El tercer Tránsito en retrogradación de Mercurio tiene lugar en el signo de Sagitario (Noviembre-Diciembre). Sagitario es el tercer signo del elemento Fuego, es el Vav de ese elemento y representa la fase de exteriorización de ese mensaje espiritual (de esa semilla plantada en Aries). El designio espiritual que penetró en el hombre a través de Aries, que llenó su espacio interior a través de Leo, se exterioriza a través del de Sagitario. Cuando el Sol transita por este Signo, tenemos la oportunidad de volcar al exterior los valores morales para ordenar y reordenar nuestra tierra humana y proceder después a la ordenación de toda la sociedad. Es el momento de recoger los frutos de ese esfuerzo realizado en las etapas anteriores y comunicar ese mensaje espiritual e idealista que plantó en Aries, a su alrededor. Mercurio retrógrado, nos dará la oportunidad de revisar ese mensaje para adecuarlo a nuestro progreso evolutivo y espiritual. Podremos analizar y reflexionar sobre esos valores morales y realizar los ajustes necesarios antes de ser lanzados a toda la sociedad. Durante este Tránsito, Mercurio retrógrado formará un Trigono de vuelta con Urano. El trígono de retorno, en los asuntos de ciclo corto, nos devuelve el amor que hemos dado en el trígono de ida, con los correspondientes intereses, amor que se manifiesta como suerte, circunstancias felices, descubrimiento de aptitudes ignoradas, encuentros con personas que nos ayudan, etc. Pero si en el de ida no hemos generado las causas, nos quedaremos con las manos vacías después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *