Los Tránsitos de Venus

Venus tarda aproximadamente un año en recorrer el zodíaco, con lo que permanecerá aproximadamente un mes encada signo. Venus impregna los asuntos de cada casa con una dosis de serenidad, creatividad y sociabilidad. Las áreas afectadas serán especialmente placenteras durante el Tránsito, aunque habrá cierta tendencia a la pasividad y ociosidad. Venus está relacionado con el amor y la armonía. Indica la capacidad de una persona para dar y recibir amor y afecto. Representa el sistema de valores y la actitud que uno tiene hacia el dinero. La parte elevada de Venus busca el equilibrio, la justicia social y los ideales (Libra). La parte más terrenal busca la belleza de las formas y el placer (Tauro). Según seamos capaces de conectar con un lado u otro del Planeta, será lo que vivamos y busquemos en el sector por el que este planeta transita. Los aspectos de Venus en tránsito nos hablan acerca de la estructura de nuestras relaciones, las amistades y nuestras relaciones íntimas. El efecto suele ser, en general, positivo, incluso aunque el tránsito de Venus sea rápido y sólo dure unos pocos días. Si somos capaces de examinar con dureza nuestras relaciones, es posible que al finalizar el tránsito tengamos mucho más en claro que significa una unión, y que se haya diluido alguno de los decretos que internamente nos hacen infelices con los demás.

Al igual que Mercurio, cuando está retrógrado supondrá una oportunidad para revisar los asuntos relacionados con este planeta. Venus representa los afectos, el amor, y por ello va a representar la repetición de amores del pasado, de actitudes amorosas que nos pudieron hacer daño, y que se vivirán más a nivel de pensamiento que de sentimientos. La retrogradación nos ofrece la oportunidad de profundizar en sus frustraciones afectivas, que nos puede hacer ver la necesidad de limpiar nuestro pasado para poder relacionarnos en el presente. En todo caso, es importante revisar qué es lo que estamos haciendo con nuestros afectos, con nuestros sentimientos: cómo los gestionamos, si estamos siendo sinceros con nosotros mismos y con los demás, y si hay cosas que renovar en nuestra forma de relacionarnos con el prójimo. Venus retrógrado nos ofrece, de alguna manera, la oportunidad de llevar a cabo una auténtica reconversión sentimental, que puede ser definitiva y trascendental en nuestras vidas.

Con Venus (Diosa del Amor y la Belleza) retrógrado puede que nos reconectemos con gente del pasado o que logremos sanar algún vínculo que fue dañado y abandonado. Probablemente será difícil que se generen nuevas relaciones durante este período, y al decir relaciones nos referimos tanto a las personales (pareja, amistad) como a las comerciales (sociedades, acuerdos, etc). Aquellas que comiencen en esta época quizás tomarán más tiempo para consolidarse, y mientras Venus esté retrógrado, no es aconsejable efectuar importantes compras/inversiones, pues el verdadero valor de una cosa es difícil de evaluar en su justa medida. Por otro lado, en un plano constructivo, puede ser un tiempo excelente para examinar nuestros vínculos en cuanto al valor que tienen para nosotros y lo que hacemos con nuestros sentimientos. También puede ayudar el pensar en nuestro modo de dar y de recibir. ¿Existe equilibrio en este intercambio? ¿Estoy pidiendo más de lo que doy?… Cuestiones importante que nos tocará trabajar en el área por el que Venus esté transitando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *