Júpiter en Tránsito por la Casa V

Casa VLa casa V es la casa del Sol y simboliza nuestra aspiración a la expresión de nuestra personalidad y de nuestras cualidades. Aquí se manifiesta nuestro placer de experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como el niño que se esconde en nuestro interior. La Quinta Casa nos proporciona conocimiento acerca de la sexualidad, del placer de vivir y de la constitución física en general. Representa la carga vital, la actividad sexual, la creatividad artística, la capacidad de procrear. Indica cómo será asimilada la paternidad o maternidad, la relación con los hijos y las dotes pedagógicas. Es también la casa de las diversiones, de los placeres y devaneos amorosos, revelando cómo el individuo experimenta todo esto. La casa V está relacionada con la expresión creativa y la construcción de un sentido de identidad y seguridad, al tener confianza en nosotros mismos.

Será un buen periodo para concebir un hijo y para los asuntos amorosos. Por lo común, Júpiter en esta casa produce un buen contacto con los niños. Los hijos pueden ser aventureros y viajeros, con muchos deseos de ver mundo y de estudiar y aprender, a lavez que de ensancharse a nivel espiritual. Los padres con este emplazamiento pueden proyectar sobre su progenie sus propios anhelos y deseos de peregrinación frustrados (la proyección en los hijos es habitual cuando se tiene un planeta en Casa V, más de lo habitual). En muchos casos, esto se convierte en un acicate para el niño, pero en otros puede ser que, en su intento de ser una persona por derecho propio, el niño tenga que traicionar parcialmente los ideales de su padre o de su madre. De todos modos, lo común es que la relación padre-hijo sobreviva, intacta. Dedicarse a los niños puede ser una fuente de bienestar y de sentido de la propia existencia muy grande cuando se tiene a Júpiter en esta Casa.

Img008La presencia de Júpiter en la Quinta Casa favorece también las relaciones románticas, y Júpiter aquí es muy romántico. Su sentimiento puede dispersarse en varios episodios y relaciones, dando como resultado a un verdadero Zeus que disfruta de sus conquistas amorosas. El deseo de libertad en las relaciones de pareja es muy grande con Júpiter en Casa V, y es necesario encauzarlo de algún modo. El flirteo caracteriza bastante a Júpiter en esta Casa, muchas veces de manera inconsciente. A pesar de todo, es una buena oportunidad para cultivar la comprensión mutua y llegar a tener una auténtica relación con alguien, en la que cada uno sabe quién es el otro.

La Casa por la que transita Júpiter indica el área de la vida en la que uno está tratando de crecer. Este proceso de crecimiento puede producirse en dos planos. En el plano material,supone un buén período para cooperar en empresas comunes, aunque existe la tendencia a querer llevar la voz cantante. Con Júpiter en la V, gozará dándole protagonismo al niño interior, dedicando un tiempo al ocio, a las actividades creativas, ahí es donde encontrará su triunfo. Cuando Júpiter transita la esfera de la creatividad, suele dar una abundante energía para cualquier actividad artística y realizar aquellos proyectos que requieran de cierta inspiración creativa. También es un buen momento para profundizar en el estudio de otras culturas o religiones y viajar a otros países.

Saturno 003Este emplazamiento no tiene dificultades en encontrar hobbies o actividades artísticas, y podría ser un experto en todas ellas si pusiera un poco más de constancia en ellas. Se trata de personas que disfrutan poniéndose a prueba en la vida, y que a veces tienen un gusto aventurero, deportivo, afición por los juegos de azar o a los de mercado de valores. Para que se sientan realmente vivos, cada nuevo obstáculo ha de ser un poquitín más grande que el anterior. Pero se debe evitar la especulación y los gastos innecesarios, ya que la tendencia de Júpiter a los excesos puede llevarte a malgastar tus energias, especialmente si recibe aspectos disonantes.

Júpiter también significa o hace referencia a uno de los más altos aspectos de la vida: la visión trascendente, las actitudes hacia la religión y el sentido del idealismo. Júpiter puede ser una influencia muy expansiva de la conciencia. Por lo tanto, en el plano espiritual, el proceso de crecimiento que representa Júpiter, puede suponer una expansión de nuestra conciencia mediante el contacto con el mundo de la creatividad. Por mediación de cualquier autoexpresión creativa, puedes adentrarte en algo más espacioso, duplicando quizá en tu propia creatividad el sentimiento mismo de la creación divina. Es decir, al ser creativo encuentras a Dios dentro de tí mismo. La enseñanza también puede ser un buén campo de acción, ayudando a los demás a ampliar su conciencia y su visión de la vida, desde un punto de vista filosófico y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *