Ángeles

Los Ángeles en nuestra vida

«Los ángeles moran en nuestro interior, no podemos mover ni un dedo de nuestro cuerpo sin que ellos nos suministren la fuerza necesaria para hacerlo. Somos un edificio ocupado, del que nosotros somos los propietarios y ellos los inquilinos. Cuando esta ocupación cesa, el cuerpo físico se queda yerto y sobreviene la muerte. Construimos el mundo con los materiales energéticos que ellos nos suministran, sonnuestros Dioses Internos y gracias a ellos participamos en la vida divina. Una lectura apresurada podría inducirnos a decir que somos sus marionetas, pero en realidad nosotros somos los que movemos los hilos. Ellos nos abastecen de combustible, pero el proyecto del viaje lo pone el hombre. Somos el automóvil y el conductor y ellos son la gasolina con la que se llena el depósito antes de emprender el viaje.»

«Los Dioses Internos» ( Kabaleb)

Angeles Custodios (Genios Tutelares)

Es importante conocer los programas de acción de los Genios Tutelares, ya que, ellos determinan la clase de energía de la que disponemos al nacer, el tipo de asignatura que hemos venido voluntariamente a aprobar. Una parte de estos programas está desarrollada en el mensaje contenido en las plegarias y exhortos, los cuales no han de ser sólo leídos o recitados como quien recita el rosario, sino profundamente meditados.

Existen tres Genios: Físico, Emotivo y Mental. El Genio Físico (o por Domicilio) se ocupa de lossus asuntos materiales, del cuerpo físico, de la salud. Determina además, según cual sea el programa de acción, la principal misión de la persona en esta encarnación. El Genio Emotivo (o Genio por Rotación), se cuida de la orientación de nuestros deseos y de todo lo relativo a nuestros sentimientos. Nuestro Genio Emotivo nos ayuda a superar los estados emocionales, a luchar contra la voz del instinto. Si nos enfrentamos a una decepción amorosa, nos ayuda a salir del bache aportándonos la luz necesaria para lograrlo. Por último, el Genio Mental, se ocupa de las ideas, de todo lo relativo a la mente, al intelecto. Nos ayuda a concentrarnos, a tener buena memoria cuando nos enfrentamos a un examen, o cuando tenemos que dar una charla o solucionar un problema mental cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *