La Casa II

Casa IILA CASA  II

Las posesiones y nuestra actitud hacia ellas. Los recursos propios, tanto materiales como intelectuales. La afectividad y posesividad.Nuestros valores tanto externos (materiales) como internos (espirituales).Aquello que nos proporciona seguridad.

La Casa II indicará, pues, cuáles son las cosas en las que hemos trabajado anteriormente y que ahora nos darán sus frutos. La Casa II nos dirá de dónde sacará el individuo su sustento material. En signos de fuego: la Providencia proveerá al individuo en bienes; en signos de agua: los sentimientos serán el principal motor de los ingresos; en signos de aire: el provecho vendrá de trabajos intelectuales; en signos de tierra: su sustento provendrá de cosas sólidas, de un trabajo material.

Los malos aspectos planetarios sobre la Casa II dificultarán el libre acceso de la persona a los recursos materiales, de modo que éstos le vendrán de una manera forzada, dramática, y si esos malos aspectos son múltiples, pueden significar el impedimento total a la persona de alcanzar los medios que han de sostenerla.La acumulación de planetas en ese sector es indicio de que los bienes materiales tendrán una prioridad absoluta en la vida de la persona y su adquisición será el centro y el motor de toda su actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *